Imagen en Blanco

 

Última Modificación
Mie 18 Mar 2015 11:55:03
-
__________
Tenemos 22 invitados conectado(s)

CDMB a través del Comité Local de Gestión del Riesgo recomienda desalojo voluntario en Nápoles

Julio 25 de 2014
napolesLa CDMB completó un año solicitando a los residentes el desalojo
EMPAS confirmó que redes de Alcantarillado ya comenzaron a afectarse

Ni las acciones jurídicas y advertencias comprobables realizadas por parte de cada uno de los organismos pertenecientes al Comité Local de Emergencias del Municipio de Bucaramanga, del que hace parte la Corporación de Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB), lograron convencer a los residentes de las 18 casas en peligro de deslizamiento, que deben desalojar cuanto antes.

A esa conclusión se llegó este viernes, luego de un encuentro realizado entre los afectados y los coordinadores de las entidades, en donde se expuso el alto RIESGO al que están sometidas las familias que se niegan a salir del lugar.

“Vemos que la comunidad esta renuente a desalojar estos predios, porque ellos exigen su derecho a una vivienda digna. Se hará una nueva reunión donde estén presentes la Defensoría del Pueblo y la Personería para lograr concertar una salida voluntaria”, manifestó Ramiro Meneses, coordinador de Gestión del Riesgo y Seguridad Territorial de la CDMB.

Cada día cede el TALUD

Los informes de los guardabosques de la CDMB presentes en el sector del barrio Nápoles, reportaron que cada día la corona del talud ha cedido considerablemente. Sumado a esto, la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander (EMPAS S.A ESP), entregó un informe al Comité Local de Gestión del Riesgo, confirmando que dichos movimientos ya afectaron algunas de las redes de alcantarillado, aumentando el peligro para las viviendas.

Un problema legal

En cumplimiento de un fallo del Consejo de Estado, la CDMB, el Municipio de Bucaramanga, el Acueducto Metropolitano y Telebucaramanga compraron solidariamente estos terrenos en 2007.

En la reunión se conocieron casos especiales, donde algunos de los afectados reconocieron que ya gastaron el dinero entregado por los organismos, están en condición de arrendamiento, y en otros son viviendas entregadas por familiares. Estos casos especiales serán analizados en la próxima semana para llegar a un acuerdo voluntario.
  La CDMB completó un año solicitando a los residentes el desalojoEMPAS confirmó que redes de Alcantarillado ya comenzaron a afectarseNi las acciones jurídicas y advertencias comprobables realizadas por parte de cada uno de los organismos pertenecientes al Comité Local de Emergencias del Municipio de Bucaramanga, del que hace parte la Corporación de Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB), lograron convencer a los residentes de las 18 casas en peligro de deslizamiento, que deben desalojar cuanto antes. A esa conclusión se llegó este viernes, luego de un encuentro realizado entre los afectados y los coordinadores de las entidades, en donde se expuso el alto RIESGO al que están sometidas las familias que se niegan a salir del lugar.“Vemos que la comunidad esta renuente a desalojar estos predios, porque ellos exigen su derecho a una vivienda digna. Se hará una nueva reunión donde estén presentes la Defensoría del Pueblo y la Personería para lograr concertar una salida voluntaria”, manifestó Ramiro Meneses, coordinador de Gestión del Riesgo y Seguridad Territorial de la CDMB.Cada día cede el TALUDLos informes de los guardabosques de la CDMB presentes en el sector del barrio Nápoles, reportaron que cada día la corona del talud ha cedido considerablemente. Sumado a esto, la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander (EMPAS S.A ESP), entregó un informe al Comité Local de Gestión del Riesgo, confirmando que dichos movimientos ya afectaron algunas de las redes de alcantarillado, aumentando el peligro para las viviendas.Un problema legalEn cumplimiento de un fallo del Consejo de Estado, la CDMB, el Municipio de Bucaramanga, el Acueducto Metropolitano y Telebucaramanga compraron solidariamente estos terrenos en 2007.En la reunión se conocieron casos especiales, donde algunos de los afectados reconocieron que ya gastaron el dinero entregado por los organismos, están en condición de arrendamiento, y en otros son viviendas entregadas por familiares. Estos casos especiales serán analizados en la próxima semana para llegar a un acuerdo voluntario.
CDMB  CDMB